Por Encima de la Ciudad

Por Encima de la Ciudad
Marc Chagall

viernes, 31 de mayo de 2013

¿Qué te hemos hecho Valparaíso?

Leyendo portales en internet, me reencontré con una noticia que no deja de ser importante- en ningún aspecto- para la gente de Valparaíso. El cese del funcionamiento de la libería Ivens, ubicada en la plaza Anibal Pinto.

La famosa y tradicional librería porteña, compañera de la fuente de Neptuno- diseñada en Francia por V. Dubray en 1856- cierra sus puertas. Con 111 años a cuesta, deja en el puerto y en su plaza, una historia que poco a poco se dispersa con mayor fuerza.
Valparaíso, ciudad de vagabundos, inventada por colores y enarbolada por peldaños imaginarios.

Piedra por recuerdos.

Hace algunos años, desde los cerros de la ciudad, se podían divisar sin ninguna dificultad la gran mayoría de los naves y barcos, que iban y venian al puerto, dibujando contornos en el manto del pacífico.
Hoy -desde esos mismos puntos- difícilmente se puede divisar el mar. Las masas de cemento se han tomado los cerros, la explosión inmobiliaria se ha adueñado de los distintos rincones de la ciudad.
¿Qué se puede hacer?. Lamentablemente casi nada.

Hace algunos años, Valparaíso comenzó a identificarse como un buen lugar en donde plasmar gigantes de piedra y asfalto, todo esto, bajo el disgusto y disconformidad de los habitantes del puerto, que veian frente a sus narices, la destrucción de su visual oceánica, la pérdida del sol. Los recuerdos barriales, haciéndose
piedra.

La Memoria.

Valparaíso se caracteriza y toma distintos matices dependiendo su ubicación, en este caso las plazas: Parque Italia, Plaza Victoria, Plaza O'higgins y Plaza Echaurren.
Sitios totalmente reconocidos por todos los habitantes del puerto principal, hogar de cientos de palomas y perros callejeros.
Me detendré en el deterioro de una imagen que seguramente pasa desapercibida por la gran parte de ciudadanos comunes y corrientes que visitan la ciudad puerto.
El "negro" Farias, famoso cantor popular, reconocido por ser el primero en registrar "La joya del pacífico" el clásico vals porteño de Víctor Acosta.
Conocido en los bares porteños, se ganó el apodo del "cantor más popular de Valparaíso". El "ruiseñor de los cerros porteños", el amante de la bohemia, calló su voz el 2007, a los 62 años.
Jorge Farías es homenajeado con una estatua ubicada en la Plaza Echaurren, conocida por todo porteño. Lamentablemente, se le ha visto totalmente rasgada, con clavos impregnados en sus orejas e incluso, manco.

¿Dónde queda la memoria?. ¿Qué hacemos nosotros por recuperar lo perdido y mantener lo establecido?. No encuentro respuesta.

Lo clásico.

Si tocamos el tema de lo clásico, tenemos que simplemente preguntarle a un turista, ¿qué es lo que quiere conocer?, seguramente nombrará muchos sitios y elementos, entre ellos, los ascensores.

Los ascensores además de ser un símbolo intrínseco de Valparaíso, son parte del Patrimonio de la Humanidad (UNESCO). Estos ascensores (30) fueron construidos entre 1883 y 1992, siendo actualmente, una cantidad reducida los que se encuentran en funcionamiento, ya sea por problemas técnicos o simplemente no existe un real cuidado o preocupación hacia su funcionamiento.
Las maquinarias que hacen funcionar a estos transportes, fueron traidas desde Alemania y el Reino Unido en el siglo XIX, lamentablemente tendrán que ser reemplazadas por nuevas, para que el funcionamiento pueda ser el mejor.  
"Para la gente es un medio de transporte pero también asocian su identidad: cada uno de los que nació aquí en un barrio tiene un ascensor.” dice Camilo Vargas, conocido como el “hombre ascensor”.

Manos a la obra.

Se podría decir que Valparaíso es una ciudad como cualquiera otra, ya que tiene una historia que contar.
Sin embargo, Valparaíso no fue ideada por conquistadores, no siguió planos urbanos, no se hizo a semejanza de ninguna otra. Valparaíso es un mundo de encrucijadas e imaginarios, una amalgama de experiencias y recuerdos.
Podría nombrar infinitos elementos -buenos y malos- constitutivos de la ciudad, pero no tendría cabida en ninguna columna o simplemente dejaría muchos elementos fuera.
Aunque el cuestionamiento debiese ser otro, dejo hecha la pregunta. ¿Qué te hemos hecho Valparaíso?

"Pero este puerto amarra como el hambre, no se puede vivir sin conocerlo". Espero no defraudar al "Gitano".

4 comentarios:

  1. cuánto daño le hemos hecho los mismos porteños a esta hermosa ciudad, ya sea permitiendo construcciones, ensuciando nuestro propio hogar, deshonrando nuestra historia y gente, ya sea en infraestructura, cultura(qu por cierto es muy distinta a la de cualquier otra ciudad del país, y que cualquier otro puerto nacional), y hasta en el mismo deporte... muchos son los que no hacen mayor esfuerzo, y muy pocos somos los que luchamos por revivir esa identidad bohemia, esa que ha hecho tan mágico este puerto legendario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es amigo mio. Hay que seguir luchando por mantener a Valparaíso en el sitial que se merece.
      Un abrazo !

      Eliminar
  2. Tuve la oportunidad de visitar Valparaíso, me pareció un lugar muy singular, diferente y bonito, con sus casas de colores, sus calles...en fin, no estuve mucho tiempo, pero lo que vi, me gustó mucho. Espero que no pierda su magia.Qué bueno que te intereses en que así sea ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cuidar lo que se siente propio. Valparaíso es parte de mi identidad de vida... tengo que cuidarlo.
      Gracias.

      Eliminar