Por Encima de la Ciudad

Por Encima de la Ciudad
Marc Chagall

lunes, 26 de agosto de 2013

Vate Intelectual.

Vate de cabellera asepiada
hombre raro, distinto, con toque de normalidad.
De relucientes y prístinos dientes
que con cloro se han de fregar.

Historias de amorios interminables
que duran lo que dura el vivir
que duran lo que dura la inmortalidad.
Fotografías que nunca se han de sacar
de su lugar, del estante matriarcal.
Noches con sueños; y pesadillas inconclusas
perecibles al sonar del despertador.

De horizontes que se estrechan con el tiempo
con mañanas imperceptibles e inholoras
por el fausto superfluo del destartalado hogar.
No apagues las luces, no cierres las puertas
deja que el viento recorra el lugar
libre y manso, adueñándose de lo que queda.

Vate de ojos caidos
historiador y poeta, un anciano anticuado
amante del cuento distinto,
del puerto diluvial,
de la calada y lluvial locura
de un añoso mundo intelectual.

4 comentarios:

  1. bellísimas letras, me han gustado mucho, en especial estas:
    deja que el viento recorra el lugar
    libre y manso, adueñándose de lo que queda.

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar